Científicos italianos descubren el origen de la esquizofrenia

La investigación partió de la comparación de las imágenes de la actividad cerebral grabadas usando resonancia magnética funcional y otras técnicas de neuroimagen.

Expertos italianos descubrieron el origen de la esquizofrenia, lo cual facilita la vía más acertada para la terapia farmacológica de la enfermedad, reseñan hoy aquí medios de prensa.

Con el título ‘Desajustes en la organización modular de áreas sensoriales primarias del cerebro en la esquizofrenia’ el hallazgo fue reseñado en un artículo publicado en el último número de la revista Neuroimagen Clínica, de la casa editorial Elsevier, mayor editor mundial en el ámbito médico y científico.

El estudio involucró a especialistas del Centro de Neurociencias y Sistemas Cognitivos, del Instituto Italiano de Tecnología y las universidades de Verona y Trento.

La resultados de la pesquisa contradicen la teoría más aceptada hasta ahora, según la cual las alucinaciones y alteraciones de la percepción se originarían en la corteza frontal, el área del cerebro que controla las funciones cognitivas superiores como el lenguaje y las programación de acciones.

La investigación partió de la comparación de las imágenes de la actividad cerebral grabadas usando resonancia magnética funcional y otras técnicas de neuroimagen en 94 sujetos sanos e igual número de enfermos con esquizofrenia.

Ello mostró, que las áreas de la corteza frontal no se alteraron, sino que ocurren alteraciones de las percepciones iniciales de las señales que repercuten en las funciones cognitivas superiores, alterándolas.

Para Angelo Bifone, coordinador del grupo de investigación, citado por varios medios, este ‘es el primer paso para planificar terapias farmacológicas más específicas’.

Por su parte Cecile Bordier, autora principal del estudio, apuntó que ‘la comunicación está ya alterada a un nivel muy bajo en la elaboración de las señales’, lo cual permitió detectar el origen del mal funcionamiento de la comunicación entre las áreas de la corteza cerebral, llamado fragmentación de la conectividad funcional.

Por / Prensa Latina.

Te puede interesar