La violencia en Gaza puede arrastrar a la región a otra confrontación mortífera

Casquillo en el suelo de la escuela Sobhi Abu Karsh en la ciudad de Gaza.

“Ayer fue un día trágico para la gente de Gaza no hay otras palabras para describir esos sucesos. No hay justificación para los asesinatos. No hay excusa. No le sirve a nadie”, así se expresó este martes el coordinador especial de las Naciones Unidas para el proceso de paz en Oriente Medio, tras los enfrentamientos entre palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes.

Dirigiéndose al Consejo de Seguridad, Nickolay Mladenov condenó en los términos más enérgicos este martes las acciones que han provocado la pérdida de tantas vidas en Gaza y exhortó a todos los países a unirse a su llamada.

El diplomático recordó a Israel su responsabilidad de medir el uso de la fuerza y no usar métodos letales a no ser que los responsables de seguridad se encuentren bajo amenaza inminente de muerte o graves lesiones.

Señaló que el país debe tener la facultad de proteger sus fronteras del terrorismo, pero de una manera proporcionada, a la vez que solicitó una investigación independiente de todos los hechos que han provocado la pérdida de vidas humanas.

En relación con Hamas destacó la necesidad de no usar las protestas “como tapadera para intentar colocar bombas en la valla entre Gaza e Israel ni suscitar provocaciones”. Igualmente, indicó que sus efectivos no han de esconderse entre los manifestantes y arriesgar la vida de civiles.

Las promesas a los palestinos no se han hecho realidad

Mladenov recordó las duras condiciones de vida de los palestinos y las protestas de decenas de miles de ellos durante las últimas seis semanas.

“Estas personas quieren que sus voces sean escuchadas; quieren un futuro más allá de la mera supervivencia. Sus líderes les han fallado. Las promesas que les han hecho no se han cumplido. Y ahora la gente está enfadada. Pero su ira, si no se encauza de manera constructiva, llevará a más destrucción y sufrimiento”.

El diplomático enfatizó que es necesario finalizar este ciclo de violencia en Gaza, “porque de lo contrario estallará y arrastrará a todos los habitantes de la región a otro enfrentamiento mortal”.

Riyad Mansour condenó en los términos más enérgicos la “masacre cometida por Israel en la franja de Gaza”, exigió que se finalice la agresión militar contra su pueblo y solicitó la apertura de una investigación internacional, transparente e independiente.

Manifestó que la ocupación es la principal fuente de violencia en la región y que cualquier intento de falsear esta situación, por parte de algunos, no coincide con la realidad.

Mansour se preguntó si pese a las múltiples alertas que han formulado al Consejo de Seguridad sobre la situación en Palestina es posible que no se hayan escuchado sus llamados.

Añadió si era posible que un solo miembro del Consejo, sin mecionar cual, pueda impedir al resto cumplir con sus obligaciones más fundamentales al bloquear tres intentos de comunicados de prensa en los que se solicita la investigación imparcial para determinar los hechos sobre el terreno.

Por / ONU.

Te puede interesar