¿Por qué los migrantes centroamericanos viajan en caravanas?

Caravana de migrantes centroamericanos en ruta hacia EE.UU.

Optar por caminar juntos dentro de una ola de personas que huyen de la desesperación. Optar por caminar 3.700 kilómetros con niños a la espalda, cruzar fronteras irregularmente, atravesar ríos o herirse los pies en lugar de resignarse a la certeza de un mundo hostil en sus pueblos y comunidades.

Lo anterior puede parecer un melodrama muy manido en las pantallas de televisión, los diarios o las agendas políticas, sin embargo, especialistas prevén que viajar en caravana se convierta en la manera recurrente de migrar para tratar de neutralizar los abusos, la violencia y la inseguridad que acechan al migrante solitario.

En 2015, el número de migrantes centroamericanos en tránsito hacia el norte se estimó en 417.000, la mayoría provenientes de Guatemala, El Salvador y Honduras y tenían como objetivo llegar a Estados Unidos, donde el 82% de ellos tiene familia. Sin embargo, solo 19 de cada 100 que comenzaron el viaje lograron su objetivo sin ser detenidos por las autoridades mexicanas o estadounidenses.

Complejidad del fenómeno

La dinámica actual de la migración evidencia que los países requieren modernizar sus políticas migratorias más allá de construir un muro y que la intensificación y creciente complejidad del fenómeno es multifactorial, destaca la Cepal. Algunos son de carácter mundial, como la crisis financiera de 2007-2008, que redujo la migración de América Latina y el Caribe a países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) —especialmente a EE.UU. y España— e impulsó aumentos en los flujos intrarregionales.

El informe de la Cepal subraya también la vulnerabilidad extrema, especialmente en áreas rurales, a eventos climáticos como huracanes, terremotos y sequías, que junto a altos niveles de pobreza diezma los medios de vida de millones de personas.

México, el riesgo permanente

La Comisión advierte que el 30% de los migrantes que cruzaron México de manera ilegal han declarado haber sufrido o haber presenciado algún crimen durante su viaje.

Mientras que la mayoría de los ataques contra los migrantes en tránsito por territorio mexicano son cometidos en los estados de Chiapas, Oaxaca y Veracruz.

Recomendaciones

El estudio concluye que se debe promover un sistema regional con información de migración que se comparta entre Honduras, El Salvador y Guatemala, y promover el desarrollo de las fronteras entre México y los países del norte de Centroamérica.

En los últimos días, la nueva Administración en México presentó el Plan de Desarrollo Integral, que llevará a cabo de manera conjunta con El Salvador, Guatemala y Honduras, para reducir la migración. Y anunció que EE.UU. participará del proyecto, que constará de 35.600 millones de dólares para promover el desarrollo en la región.

Asimismo, se dio a conocer que México permitirá la permanencia de los migrantes centroamericanos mientras Estados Unidos procesa sus solicitudes de asilo, aunque el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, aclaró que no se trata de un “tercer país seguro”, el cual es un tratado entre dos países y que el Gobierno federal mexicano solo está reaccionando por “cuestiones humanitarias”.

“Como saben que México no aceptaría ese tratado, entonces lo que tenemos que resolver es si aceptamos o deportamos a esas personas que están hoy en día en territorio mexicano. Es una postura humanitaria, no es la posición de México deportar a estas personas”, manifestó Ebrard.

Mientras tanto, Donald Trump sigue clamando por el muro, por el cual este 25 de diciembre firmó un contrato de construcción de una sección de unos 185 kilómetros de longitud en Texas, según lo anunció en su cuenta oficial de Twitter.

En su mensaje, Trump llamó a los demócratas a poner fin al cierre del Gobierno y completar la financiación de “¡miles de millones de dólares” y “salvar vidas”.Por / RT Noticias.

Por / RT Noticias.

Te puede interesar