La agricultura orgánica beneficia a familias del oriente del país

CÁRITAS de El Salvador en cooperación con MISEREOR ejecutan proyecto de concientización.

22 comunidades son beneficiadas con diversos proyectos que buscan garantizar la seguridad alimentaria en las familias del oriente del país.

Un cambio esperanzador, una nueva forma de vida, así definen a la agricultura orgánica, las y los agricultores. Es también según ellos, una forma diferente de garantizar la seguridad alimentaria en las familias salvadoreñas.

Don Fidel Palacios es un agricultor del municipio de Alegría, tiene su parcela donde ha sembrado una diversidad de frutos, pero todo el proceso ha sido de la mano con el medio ambiente.

“Bueno aquí en la parcela tenemos en la parte donde están los frutales, marañón, naranjo, limón, aguacate, mango y tamarindo. En las hortalizas sólo tenemos tomates. Hoy tenemos más vida porque tenemos alimentos sanos”.

Para don Fidel, este sistema productivo, no solo reduce los daños ambientales, sino también, es una forma de reducir gastos en la producción.

“Los primeros beneficios es que la materia prima para elaborar los productos orgánicos, aquí están en nuestro entorno”, dijo el agricultor.

Este sistema productivo no solo reduce daños ambientales sino también reduce gastos en la producción.

Delmy calles de la comunidad San Antonio del municipio de El Triunfo, es una de las mujeres que ha estado en diversos procesos de capacitación. Su participación ha sido constante y hoy capacita a otras mujeres. Gracias a ello, juntas han desarrollado sus propias iniciativas productivas.

“Las mujeres que estamos en este comité, cada una tiene su huerto casero en su casa. Ya en nuestras comunidades tenemos nuestros propios cultivos”, enfatizó Delmy.

Tanto Delmy como don Fidel forman parte de 22 comunidades donde se ejecuta el proyecto de educación y concientización para el desarrollo sostenible comunitario, ejecutado por Cáritas el Salvador con la cooperación de MISEREOR, institución católica de Alemania, quienes viajaron hasta el país para conocer el trabajo que se desarrolla.

“Nosotros intentamos aportar y contribuir para que se pueda alcanzar una vida mejor y un El Salvador más justo”, dijo Pirmin Spiegel director ejecutivo de MISEREOR.

La agricultura orgánica va ganado terreno en el país, pero es importante fortalecerla. “Es un gran desafío en el país promover la agricultura orgánica, debemos decir un basta ya al uso de agrotóxicos”, dijo Javier Rivas de Cáritas.

Para las instituciones es importante que se generen políticas amigables con el medio ambiente, acción que se realiza a través de la agricultura orgánica, y a su vez se convierte en condiciones saludables y sustentables para las familias.

Por: Flor Rivera

Te puede interesar