MAG evalúa impacto de sequía en producción agrícola

El sector maíz es el más afectado por la sequía.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) informó de las medidas implementadas para hacer frente al impacto de la sequía que afecta la zona oriental, entre las que destacó el levantamiento de un censo para obtener un resultado ajustado a la realidad de los posibles daños en la producción de granos básicos.

La cartera estatal afirmó que se están preparando más paquetes agrícolas para entregar a aquellas familias que hayan sufrido pérdidas en sus cultivos, aunque señalan que en el oriente del país la mayor parte de agricultores realizan su siembra en el periodo de postrera.

Asimismo, en coordinación con los ministerios de Economía y Hacienda, se ha firmado un acuerdo ejecutivo para importar 35,000 toneladas de maíz blanco, con el fin de garantizar el abastecimiento de los granos básicos.

Además, se ha invertido más de $17 millones en riego, y se han creado más distritos de irrigación y se han rehabilitado los ya existentes, también se han construido 1,509 reservorios a nivel nacional.

Las autoridades del MAG afirman que se ha dado respuesta al cambio climático para la restauración de zonas de recarga hídrica en subcuencas de San Miguel y Morazán, que está por comenzar y en el cual contemplamos una inversión de $8 millones donados por Corea.

El Ministerio de Agricultura desestimó los datos que asociaciones productoras están dando sin contar con un previo análisis, sobre el impacto en la producción agrícola por el problema de la sequía que afecta la zona oriental, al tiempo que cuestionan de dónde sale la cifra de 3 millones de quintales en pérdidas.

Desde 2014, el Gobierno viene trabajando por fortalecer la capacidad de adaptación al cambio climático en el agro, en especial en aquellos municipios del denominado como el corredor seco.

Las autoridades del MAG recomendaron a los productores que viven en el corredor seco especialmente a los de la zona oriental a sembrar hasta que las condiciones de humedad sean las óptimas, que puede ser en la última semana de julio y la primera de agosto.

A los caficultores les recomiendan realizar la siembra del café cuando el nivel de humedad sea el adecuado y a los ganaderos les sugieren mantener planes de vacunación y desparasitación, entre otros.

Por / Transparencia Activa.

Te puede interesar