Alianza nefasta

Desde el año 2009, cuando perdió por primera vez las elecciones presidenciales, ARENA viene hablando de renovación. Sin embargo, el principal partido de derecha no renunció a su excluyente proyecto neoliberal, ni a su trasnochada visión anticomunista, ni a la vieja forma de hacer política.

Antes de asumir la conducción de la presente legislatura, sus dirigentes hablaron de diálogo y consenso. Pero lo primero que hicieron fue reeditar su nefasta alianza con el caduco Partido de Concertación Nacional (PCN), el otrora partido de oligárquico-militar que instauró dictaduras en los años setenta y después cogobernó con ARENA entre 1989 y 2009, con un breve paréntesis en la legislatura 2003-2006 cuando estableció una pragmática alianza parlamentaria con el FMLN.

A cambio de los votos en la Asamblea, ARENA concedió al PCN el control de importantes instituciones, entre éstas la Corte de Cuentas, instancia que – en la práctica – se convirtió en “tapadera de corrupción” y garantizaba la impunidad de corruptos funcionarios areneros.

La ominosa alianza ARENA-PCN, a la que se sumó el PDC (en cuanto tomó el control el diputado pro-oligárquico Rodolfo Parker), permitió a la derecha oligárquica implementar su proyecto neoliberal esbozado por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económicos y Social (FUSADES) y avalada por los organismos financieros internacionales: Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial.

Así, la tristemente célebre alianza ARENA-PCN (y PDC) aprobó la privatización de empresas públicas, el comercio exterior, la banca, las telecomunicaciones, el sistema de pensiones, la distribución y parte de la generación eléctrica. También impuso la dolarización y el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

Además, la inmoral alianza ARENA-PCN (y PDC) aprobó el incremento del IVA, eliminó impuestos directos y promulgó una veintena de leyes que permiten la elusión tributaria de grandes empresas (leyes de Zonas Francas, de Turismo, de Inversiones, de Servicios Internacionales, entre otras).

¿Qué aprobarán ahora ARENA, PCN (y PDC), en esta alianza que representa una vuelta al pasado? La población debe ponerse en alerta máxima, pues la privatización del agua, la reversión de la ley antiminera, el desmantelamiento de programas sociales, la anulación de la Ley de Acceso a la Información Pública y un draconiano ajuste neoliberal, podrían ser cuestión de trámite en las próximas semanas o meses.

Por tanto, el país debe ponerse la alerta roja, ante la reedición de la nefasta alianza ARENA-PCN (y PDC).

Por / ARPAS.

Te puede interesar