Fondo de desarrollo económico y social de los municipios (FODES)

El FODES recibió en el 2018 la cantidad de 346 millones, 159 mil, 115 dólares. El porcentaje que recibían es del 8 por ciento del presupuesto nacional. El presidente electo prometió elevarlo al 10 por ciento, fue el compromiso público que hizo con alcaldes y luego lo plasmó en su plan de gobierno. Ahora, incrementarlo para el 2020 le resulta irresponsable.

¿Qué es el FODES?

El Fondo de Desarrollo Económico y Social (FODES) que el ministerio de Hacienda entrega a los municipios mes con mes, provienen de los ingresos que percibe el estado. Para distribuirlo a cada municipio se basa en los siguientes criterios: Población (50 %), Equidad (25%), Pobreza (20 %), Extensión territorial (5%).

¿Cómo se financiaba a los municipios antes del FODES?

El FODES se crea en 1988 y entra en vigencia en 1989. Uno de sus objetivos era dar autonomía económica a los municipios. Pues, antes del FODES los municipios dependían de las dádivas del ejecutivo. Si el alcalde era “chero” del presidente o de los diputados oficialistas conseguía proyectos. Con esta ley se quitaba esa manera discrecional y se le daba fondos al desarrollo económico y social de los municipios.

¿Qué resultados ha tenido?

En el 1992 el FODES recibió la cantidad de 2 millones 714 mil 285 dólares. Luego en el 2005 recibió 11 millones 800 mil dólares, seis años después, en el 2011, se había incrementado a 272 millones 310 mil dólares. El año pasado fue de 346 millones 159 mil, 115 dólares.

Estos fondos han sido destinados a construcción de centros escolares, energía eléctrica, agua potable, caminos rurales, unidades de salud, vivienda popular, deporte, turismo, empleo, etc.

¿Se debe aumentar, disminuir o mantener?

Los contrarios al FODES plantean que hay corrupción y mal manejo de esos fondos. Sin embargo, los concejos plurales y la exigencia de transparencia han hecho que los fondos sean utilizados con mayor eficiencia.

Otros plantean que se les debe asignar más responsabilidades y recursos a las municipalidades y descentralizar el estado. Por ejemplo, la salud primaria o la educación hasta básica debería ser competencia de las alcaldías. Esto traería más transparencia, eficacia y eficiencia en temas prioritarios para el estado. Pues, actualmente esos dos ministerios son dos “elefantes” con poca movilidad.

¿Qué opino yo?

1. Qué se le debe asignar más recursos a los territorios: no sólo a través del FODES, sino también a través de políticas públicas que generen empleo y desarrollo económico.

2. Qué la corrupción en el manejo del FODES no le quita legitimidad a esta política pública. Ante este problema se debe trabajar con la ciudadanía herramientas que están a su alcance: concejos plurales abiertos, rendición de cuentas, presupuesto participativo, etc. Hacer estas herramientas obligatorias para las municipalidades e incentivar a la ciudadanía a jugar un rol en las políticas municipales.

3. Sin el FODES los municipios no hubieran desarrollado a la altura que se encuentran muchos de ellos. Los alcaldes son los que están más cerca de la población, y también son los que más fácilmente la gente puede evaluar con el voto.

4. La coyuntura política da para hacer cambios estructurales. Ojalá no solo sea el FODES y el ISSS para los adolescentes, sino también una ley que nacionalice las pensiones y no se permita la privatización del agua, aumentar el salario mínimo y estandarizar los salarios de los funcionarios públicos. ¿Por qué le tiene miedo a esto Bukele?

Por: Alcides Herrera

Te puede interesar