Asunción Mita realizará consulta para determinar futuro de mina Cerro Blanco

Por Radio YSUCA.

La población organizada de Asunción Mita, en Guatemala, está lista para realizar una consulta ciudadana para determinar el futuro de la mina Cerro Blanco.

El próximo 18 de septiembre, la población de Asunción Mita en el departamento de Jutiapa, Guatemala, realizará una consulta municipal de vecinos, para conocer qué opinan los residentes de esta zona sobre la extracción de minerales y la posible contaminación de los principales afluentes de Guatemala y El Salvador, por medio de la actividad minera.

Según los artículos 63, 64, 65 y 66 del código municipal, el gobierno de Asunción Mita de Guatemala está obligado a consultar toda medida legislativa o administrativa que afecte el territorio, incluyendo todos los proyectos de infraestructura, desarrollo y explotación de los recursos naturales y son los ciudadanos quienes le darán el aval a este tipo de proyectos, luego que se les explique los impactos ambientales que provocarán.

La mina Cerro Blanco está en desarrollo desde hace 14 años, pero su explotación ha sido un fracaso debido a que las diferentes empresas que la han operado no han hecho un estudio de impacto ambiental adecuado y han encontrado dificultades técnicas debido a la presencia de aguas termales.

La propuesta más reciente de transformar la mina, a una de cielo abierto, hecha por la empresa Bluestone Resources de Canadá ha encendido las alarmas en la población de Asunción Mita y organizaciones ambientales de Guatemala y El Salvador debido a la magnitud de los impactos ambientales.

La consulta ciudadana tendrá observadores de la Procuraduría de Derechos Humanos, organizaciones sociales, iglesias y comunidad internacional y además los habitantes de Asunción Mita tendrán que presentar su Documento Personal de Identificación, DPI, para votar.

La mina en Asunción Mita está contaminando afluentes salvadoreños. Según la Mesa contra la Minería Metálica de El Salvador, se ha encontrado arsénico y plomo en sedimentos del río Ostúa. 

Además algunos pobladores han denunciado que el río está reduciendo su caudal y en algunas ocasiones hay cambio de coloración del agua del afluente, que aseguran dejó de ser clarita y ahora tiene un color oscuro. 

El río Ostúa brinda muchos beneficios a las comunidades que baña, desde alimento, a través de la pesca, hasta el agua que usan los habitantes para bañarse, los quehaceres de la casa y para los pequeños cultivos de la zona.