Tecoluca rechaza rotundamente la construcción de penal en la zona

Por Radio YSUCA.

Habitantes de Tecoluca, en San Vicente, se unen en rechazo a la construcción del penal que el Gobierno del presidente Nayib Bukele ha empezado a ejecutar, sin previa consulta a las comunidades.

La zona donde se construye el centro penitenciario es tierra fértil para cultivar. Al menos 80 agricultores fueron expropiados por el Gobierno para que abandonaran sus terrenos e  iniciar con la construcción del penal.

Según César Antonio Cañas, representante de las comunidades de Tecoluca,  los campesinos fueron obligados a vender sus terrenos a un bajo costo, nada que ver con lo que realmente  valía la propiedad, asegura.

De acuerdo con Cañas, algunos campesinos no han logrado conseguir tierras fértiles y al precio de lo que les compró el Gobierno.

Se estima que son alrededor de 300 manzanas de tierras las que se están utilizando para construir el penal. Aquí los campesinos cultivaban maíz, frijol, caña de azúcar y  frutales. Era el modo de subsistencia de las comunidades

Los lugareños aseguran que el daño que le hacen al municipio es más grave de lo que parece, pues también se está afectando a las recargas hídricas, quitándoles el líquido a las comunidades para redireccionarla al penal y, además,  contaminando el agua. Así lo expresó Esmeralda de Villalta, de la Asociación para el Desarrollo de El Salvador – CRIPDES-.

Salvador Méndez vive en la zona costera de San Vicente, Tecoluca y asegura que la empresa constructora del penal está haciendo uso de arena en la zona del Bajo Lempa y dañando además la borda de protección del río. Con todo esto, se está poniendo en riesgo a las comunidades y contaminando el río.

También los habitantes señalaron que el alcalde de Tecoluca, Nicolás Antonio García, de Nuevas Ideas, está beneficiando el proyecto del Ejecutivo al otorgar permisos para la construcción.

Además, denuncian que la comuna ha modificado la ordenanza municipal para favorecer a las empresas y al Gobierno central y evitar que éste pague la tasa municipal que corresponde. Con ello se deja de percibir, según los denunciantes,  más de 3 millones de dólares.

Con la construcción del penal los terrenos perderán plusvalía y se verán afectadas muchos familias que han construido sus viviendas en esa zona.

Las comunidades se han unido para dar un rotundo “no” a la construcción del penal de Tecoluca y piden al Gobierno que en su lugar se construya un centro de estudios para los jóvenes del municipio.

Los habitantes cuestionaron durante la conferencia:  ¿Por qué no se construye el penal en Nuevo Cuscatlán?, ¿Por qué no se está cobrando la tasa municipal que corresponde?, ¿Por qué dañar tierras fértiles para la agricultura y por qué no mejor  construir el penal en tierras ociosas?, ¿Quién quiere vivir a la par de un penal?